Ir al contenido principal

Mi pequeño explorador...

Antes de ser madre, mis ideas y creencias acerca de la maternidad y la crianza eran muy diferentes a las que tengo ahora.

Siempre pensé que enseñaría a mi hijo a dormir y que iría a la guardería desde bien pequeñito. Creía que el exceso de mimos y de brazos podrían malacostumbrarlo y que era importante enseñarle desde el principio "como es la vida", con el fin de que fuera fuerte e independiente.

Pero desde que vi sus ojitos por primera vez, cuando lo vi tan frágil y delicado, tan dependiente de mí, comprendí que no sería la madre que creía. Algo cambió en mi interior que me hacía afrontar mi maternidad sin ninguna referencia, consciente de que quería hacer las cosas de otra manera, pero sin saber muy bien cómo.

Tratando de encontrar ese cómo, inicié una búsqueda en la que Internet, tuvo un papel crucial: encontré varios blogs de mamás que hablaban de porteo, apego, Montessori, Waldorf... y así empecé a devorar libros y libros relacionados con la crianza, el respeto, el mundo sensorial... con los que me dieron las referencias para guiarme y creo que poco a poco me voy definiendo y espero poderme encontrar.

Aunque siempre he tenido muy claro que lo principal a la hora de criar a un niño es el amor incondicional y el respeto hacia sus necesidades, ritmos y sentimientos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintamos con matamoscas

Por el título ya sabéis que es... lo divertido es ponerlo a la práctica y necesitamos muy pocas cosas que seguro que tenéis por casa: matamoscas , temperas de colores , papel de embalar, botellas de spray. Puse un papel de embalar blanco en la pared, preferiblemente en una zona que puedan manchar "sin querer". Dibujé moscas, mosquitos, abejas... y con la pala matamoscas empapada en pintura empezó a dar golpes al papel. Fue muy divertido! Luego le dí una botella de spray con pintura diluida en agua para que también pudiera disparar a los insectos. Os animáis?

Redescubriendo a Montessori...

Desde hace algunos años conocí el método Montessori en la Universidad donde estudié mi carrera, era parte del plan de estudios pero no lo alcanzamos a ver, así que nos quedamos a medias. Ya desde mi embarazo, como soy muy curiosa, el nombre resonaba en mi cabeza una y otra vez y decidí buscarlo en Internet y me encontré con la sorpresa de que es una metodología muy utilizada, de la cuál hay infinidad de blogs. Ahí empezó mi obsesión. Empecé a leer y poco a poco fui entendiendo su filosofía acerca del respeto al niño y sus procesos. Me encanta. Siendo maestra, soy testigo de que muchas veces presionamos a los niños para que alcancen objetivos para los cuáles aún no están preparados, causando frustración y sensación de que no son capaces, eso no pasa en la educación Montessori. Se ve al niño como un ser completo que es capaz e independient e y necesita una guía amorosa de parte de un adulto. Ya desde muy bebé intento respetar su ritmo y personalidad, deseo que él aprenda

7 Actividades con piñas

El domingo pasado fuimos al bosque a pasear y a observar el otoño. Encontramos hojas, piñas, bellotas, alguna mariposa, hormigas, tronquitos... la verdad es que nos encantó pasar ese rato juntos y disfrutar de la carita del peque descubriendo el otoño por segunda vez, sus colores y olor, poniendo las cosas que íbamos encontrando en la cesta... Encontramos tantas piñas que nos dio para hacer todas estas actividades, espero que os gusten! 1 PINTAR PIÑAS : Estuvo muy concentrado pintando una a una las 6 piñas que eligió para decorar- 2  PIÑAS CON GOMAS ELÁSTICAS: Se trabaja la clasificación uno a uno, por colores, motricidad fina, fuerza de los dedos y de las manos... 3 JUEGO HEURÍSTICO: Cajas, cartones de váter, hueveras, piñas y... creatividad y imaginación! 4. GUIRNALDA 5. PLASTILINA Y ELEMENTOS DE LA NATURALEZA: He aquí la presentación que le preparé: plastelina de colores del otoño (amarilla, naranja, roja y marrón), piedras, piñas y tronquitos