Ir al contenido principal

Errores que cometemos al proteger a nuestros hijos del sol


Dicen los expertos que la piel tiene memoria y almacena todo el sol que hemos tomado. Por eso no podemos olvidar una serie de recomendaciones para evitar que nuestros hijos, desde bien pequeños, no se quemen por el sol.

- Hasta los seis meses NO se debe exponer a los bebés bajo los rayos solares. Deben tener una protección directa bajo la sombrilla y con ropa.
- A partir del medio año, se deben usar protectores solares minerales que llevan unas sustancias que cubren la piel de manera física, como una barrera, y no deja pasar el sol. Es verdad que son algo más incómodos de poner sobre la piel porque es como una pasta y no se extiende bien, pero es la mejor protección porque, además, no causa ningún tipo de alergia.


A partir de aquí, estos son los principales errores que cometemos:

- No pensar que la mejor protección es no exponerse al sol.
- Creer que una sola aplicación de crema solar es suficiente (hay que aplicarla cada dos o tres horas, y también después de cada baño)
- Aplicar poca cantidad sobre la piel.
- Pensar que debajo de la sombrilla no hace falta protegerse
- Considerar que en los días nublados no hay peligro.
- No percatarse de que el agua y la arena reflejan los rayos del sol
- No ir suficientemente preparados cuando se sube una montaña, donde la radiación del sol es mayor
- No informarse del índice de radiación solar que hay en la zona en la que vivimos o vamos a pasar las vacaciones para ajustar la protección solar que debemos ponernos
- Tomar el sol entre las 12.00 y las 16.00 horas
- No darnos cuenta que la protección directa con camisetas, gorras, gafas o trajes acuáticos especialmente diseñados para evitar el sol son una buena elección para evitar el efecto directo del sol sobre la piel.
- No aplicar la crema sobre las palmas de las manos y pies
- No extremar las precauciones cuando se tienen antecedentes en la familia con cáncer de piel.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Botellas sensoriales

Las botellas sensoriales permiten el juego de descubrimiento para el bebé disfrutando de como se mueven las cosas dentro de las botellas, como suenan, sus colores, ... Y para más mayores, sirven para trabajar el lenguaje describiendo lo que pasa en las diferentes botellas e introduciendo vocabulario.
Las podéis hacer vosotros mismos si son para bebés, sino os pueden ayudar y es un buen ejercicio de motricidad fina que les ayudará a ir desarrollando los pequeños músculos que más adelante servirán para aprender a escribir. Les ayuda a hacer la pinza entre el dedo pulgar e índice y coordinar los movimientos que deben hacer a la vez el ojo y la mano para que las cosas entren por el agujero de la botella.
Para hacerlas primero necesitáis ir recopilando botellas de plástico. Le quitamos las etiquetas y con un poco de acetona le sacamos la mayor parte del pegamento que queda. Las limpiamos y dejamos secar por dentro y por fuera.
Una vez acabada cada botella, las he cerrado poniendo silicona…

Mi primer DiY: Quiet book o libro silencioso

Durante el embarazo, vagando por el mundo de Pinterest, me encontré con este material maravilloso para entretener a los niños al mismo tiempo que practican algunas habilidades básicas como la atención y la coordinación ojo-mano.
Se llaman libros silenciosos por dos razones:

- Están hechos de algún material que al caerse no hace ruido - Ayudan a que los niños se mantengan en silencio
Yo os enseño el libro que he echo para mi bebé. Lo tiene en su sala de juegos con los otros cuentos y la página que más le gusta es la tapa (texturas y colores de los botones), cuando sea más mayor lo llevaremos en la bolsa para utilizarlo en viajes largos o en momentos que esté inquieto, pues lo usamos para desviar su atención hacia estas actividades provechosas que les gusta.
Estas son algunas ideas:


1: Su inicial con botones de diferentes colores, texturas y tamaños 2: Para formar una cara, con sus partes 3: Una flor con números en los pétalos, para jugar con los números 4: Botones de colores para abro…

Espuma y colorantes

Otra actividad ideal para el verano es experimentar con espuma y colorantes... Primero preparamos la actividad con las cosas que necesitamos:
- Espuma - Colorantes - Recipientes transparentes

Y luego, con el explorador ya dispuesto a manipular, experimentar y crear con la espuma y los colores ya podemos empezar la actividad...

La verdad es que se ha pasado casi una hora... entre mezclar, poner y sacar espuma de las bandejas con las manos, con cuchara, mezcló los colores... lo mejor de todo es el olor de la espuma... le encantó!